Así estoy viviendo el proceso de definir mi propio rol y por qué creo que tiene sentido que no sea un estándar

Trascender a un rol es doloroso porque es un proceso de transformación interno y tiene algo de identitario.

Así estoy viviendo el proceso de definir mi propio rol y por qué creo que tiene sentido que no sea un estándar
Photo by Christopher Gower / Unsplash

El verano pasado me planteaba si el camino que estaba tomando en mi carrera seguía siendo realmente, tal como decía mi job title, el de un Agile Coach.

Mi reflexión actual es que estaba en un proceso de transición pero no era capaz aún de verlo desde dentro. Me encontraba en un camino de retorno al área de tecnología pero desde una perspectiva diferente. Ya no como desarrollador sino con la experiencia de haber facilitado para muchos equipos, cada vez más centrado en dar soporte a nivel de C-Level management y facilitando procesos y proyectos globales de tecnología.

Había algo que me incomodaba. Hacía casi un año que me preguntaba si, con mi experiencia y habilidades, estaba en la mejor posición para aportar valor y seguir aprendiendo.

Trascender a un rol es doloroso porque es un proceso de transformación interno y tiene algo de identitario.

A medida que me fui centrando como Coach en el área de tech y fui dando más y más soporte a responsables de area y, especialmente al CTO, se fueron, de alguna manera, fraguado las conversaciones con el CTO que me han llevado a lo que es mi rol actual como Tech Transformation Lead.

Han sido meses de ir poco a poco definiendo lo que haría, discutiendo extensamente si tenía o no sentido, tratar de entender las implicaciones tanto dentro de la empresa como para mi en cuanto a foco, aprendizajes y camino profesional y preparar mi propia transición y salida del equipo.

Es la primera vez, desde que pasé de Técnico de Sonido a Desarrollador, hará ahora diez años, que me tomo tanto tiempo para planificar y definir un cambio de manera reflexionada. También hubo un cambio cuando empecé mi camino como Scrum Master pero fue algo más claro; al menos para mí, era mucho más evidente el camino que tomaba y de qué iba el rol de un Scrum Master.

Está siendo un proceso complicado pero muy interesante y enriquecedor. Tengo una posición que no encaja al 100% con una definición estándar de la industria y eso viene con sus propios retos, como explicarlo dentro y fuera de la empresa.

No creo que esto sea algo negativo. Pienso que lo veremos cada vez más con otras posiciones. Cada vez aparecen más roles que son respuesta a una necesidad y contexto determinados en una empresa y que no responden a un molde sino a una combinación de habilidades que, combinadas, tienen contexto en el contexto de una compañía. No sólo eso, sino que muchas veces luego son extrapolables a otras en un estadio similar de evolución.

Los job description tradicionales tienen sus ventajas en el mercado laboral, claro. Es más fácil filtrar en Linkedin o aplicar a una posición determinada, pero personalmente creo que, especialmente en el mundo tech y de las startups la tendencia no es a la estandarización total. Al menos no en roles de amplitud, management, estrategia y demás.

Yo, personalmente, estoy disfrutando mucho el ejercicio de poder dar forma a mi propia posición, definir las áreas en las que me enfoco y el framework de colaboración con el CTO. Esto, para mí es ahora la autonomía de la que Daniel Pink menciona como necesaria para la motivación.