Dos motivos por los que no deberías usar la pasión para planificar tu futuro

La pasión es, por definición, una emoción poco estable. No muy buena compañía para los planes a largo plazo.

Dos motivos por los que no deberías usar la pasión para planificar tu futuro
Photo by Guido Jansen / Unsplash

Estamos acostumbrados a mensajes cinematográficos y de autoayuda como "dedícate a lo que te apasiona", "convierte tu pasión en tu trabajo" o "escucha a tu corazón y deja que la pasión te guíe". Si estás evaluando en qué proyectos embarcarte esta la ruta más probable hacia la decepción.

Puede ser un indicador de algo explorar, pero no debería ser factor decisivo en ningún tipo de planificación.

Enciende la chispa pero no mantiene el fuego caliente

Esta idea de que la pasión todo lo puede está muy bien para postales y anuncios. Sin embargo no te va a ayudar a levantarte a las 6:30 cuando pase época de luna de miel de tu proyecto.

Es un estado emocional muy alto y como tal, por naturaleza tiene una tendencia extinguirse. No puedes estar siempre arriba.

Mark Manson habla de ello en "El sutil arte de que (casi todo) te importe una mi*rda"; harías mejor en aprender a amar y entender todo lo aburrido, repetitivo y poco sexy de tu elección porque eso sí que va a seguir ahí a largo plazo. No será lo único que tengas, claro, pero estará ahí cuando se te pase el subidón.

Nubla el juicio

Así de sencillo. Sabemos que la mayoría de las decisiones que tomamos son más emocionales que racionales, nos guste o no admitirlo. Ahora, ojo entonces con tomar decisiones, basados en un impulso que sabemos también que nos priva de la poca racionalidad de la que disponemos.

Los las emociones tienen su lugar, claro. El tema es que no ocupen el espacio que no les corresponde.

Pon tu confianza en planes que, aunque no tan atractivos, estés dispuesto a llevar a buen puerto porque, si te basas en la pasión hay un alto porcentaje de probabilidad de que vayas tomar decisiones poco sopesadas, excesivamente arriesgadas o basadas en metas poco fiables.