Generalista especializado. Una alternativa a la especialización o generalización extremas

En el debate entre ser generalista o especialista, se deja algo de lado. ¿Discutimos sobre tener más oportunidades o un mayor rendimiento de las mismas?

Generalista especializado. Una alternativa a la especialización o generalización extremas
Photo by Robina Weermeijer / Unsplash

En el continuo debate sobre si ser especialista o generalista, se plantea a menudo la cuestión como una falsa dicotomía. Es una pregunta polarizadora que deja de lado la existencia de otros planteamientos. Aunque ambos perfiles harán falta en diferentes profesiones, habría que discutir si hablamos de tener muchas opciones o de centrarse en que tus opciones te proporcionen un alto rendimiento.

Si eres especialista extremo, tendrás menos opciones porque trabajas en área tan específica que tendrá menos demanda pero, si eres quien obtiene los trabajos, el rendimiento será alto. Eso sí,  la punta de la pirámide hay muy poco espacio, cabe poca gente. Tendrás que ser muy bueno.

Si eres totalmente generalista, es muy difícil que sobresalgas. Por eso, aunque tendrás probablemente la posibilidad de trabajar en muchos ámbitos, tu competencia será enorme y el rendimiento menor porque nada te destaca de entre el resto.

Me parece muy interesante un definición de enfoque que escuché primero a Tim Ferris. El Generalista especializado (Specialised Generalist).

La estrategia del Generalista especializado consiste en combinar un puñado de habilidades, cuanto menos comunes mejor, para producir un perfil poco común. Por ejemplo: Un desarrollador con un amplio conocimiento legal.Se trata de la mezcla.

Como añadido, Ferris propone combinarlas con habilidades generales, aplicables en el ámbito general. Estas no son difíciles de adquirir y suponen un factor multiplicador de tu valor profesional. Tres habilidades generales muy recomendadas son: Hablar en público, escribir y negociación. No sólo pueden elevar tus opciones para desenvolverte, sino que las puedes extrapolar a cualquier campo, por lo que seguirían siendo un multiplicador aunque cambies de ámbito profesional.