Tres técnicas de escritura online que puedes usar en tu comunicación en el trabajo

Cuando descubres que la escritura online y la que haces en el trabajo no son tan diferentes, puedes empezar a aplicar técnicas que potencien tu mensaje.

Tres técnicas de escritura online que puedes usar en tu comunicación en el trabajo
Photo by John Schnobrich / Unsplash

Aprender a escribir bien online va mucho más allá de publicar en un blog.

A lo largo del día, la gente en tu trabajo está expuesta a mucha  información, tal como pasa en Internet. Tu mensaje de Slack compite con todos los demás y tu página de documentación o propuesta también va a ser escaneada en diagonal primero como un post. Las dos reglas anteriores aplican doble si trabajas con ejecutivos: su nivel de entrada de información es tan brutal que tienes que ir directo al centro de la diana.

De cómo y cuanto se debería usar un medio u otro podríamos hablar otro día. Me interesa contarte tres claves de la escritura online que puedes empezar a aplicar mañana mismo en tu trabajo.

Buenos encabezados en Slack

Empecé a hacerlo en verano a raíz de mi primera cohorte de Ship30for30. Aplica especialmente a mensajes que van dedicados a un grupo amplio de gente, temas clave o canales en los que hay mucha información.

No es una funcionalidad nativa de Slack. Se trata simplemente de añadir una primera frase en negrita extremadamente específica sobre lo que vas a tratar en el mensaje.

Que el lector sepa desde el principio lo que va a encontrar y pueda decidir o no, desde el inicio si puede o quiere ignorar el resto del contenido.

Haz el contenido hojeable

Se trate de un mensaje de Slack, un email o documentación en Confluence, facilita que el lector pueda obtener rápidamente los puntos clave de la información.

Utiliza, siempre que sea posible, encabezados, negritas, fechas, tablas, lo que sea necesario para que la información esté estructurada para que no haga falta leer palabra por palabra.

Algo que yo hago mucho es utilizar listas (bullet points). Esto aplica sobre todo cuando tienes una serie de puntos muy claros que consultar o comunicar. Evita parrafadas explicando lo que necesitas saber y una lista concreta.

Experimenta con contenido y observa el feedback

Al igual que puedes comunicar online en un hilo de Twitter, un post o una infografía, prueba diferentes formatos y observa qué respuesta obtienes.

Esto puede aplicar a la manera en que estructuras páginas de documentación (más o menos texto), mensajes de Slack (texto más largo o introducción y enlace a un documento).

Algo que yo estoy probando con una reunión semanal con tech leads es, al compartir públicamente el enlace a las notas y conclusiones, hacer un breve resumen en Slack, a modo de sumario, de los temas que se pueden encontrar en el enlace.


Si te interesa leer más ideas como estas, o sobre otros contenidos del blog, escríbeme en Twitter para darme feedback. Me encantará leerte y saber qué quieres explorar.